Ciabatta (Chapata reloaded)

Posted on Actualizado enn

Como reza el dicho “quien la sigue la consigue”, pues eso me ha pasado con la chapata. Buscaba exactamente lo que he conseguido en esta receta, una chapata con grandes alvéolos en la miga y una corteza crujiente.

Ciabatta  lista para comer
Ciabatta lista para comer

Han sido muchas las recetas de chapata que he probado, y de echo yo juraría (tengo muy mala memoria de todas formas) que esta receta ya la había hecho, pero no salió ni de lejos como quería, pudo ser por la harina o que se yo.

La cuestión es, que desde que en el mes de Octubre en el proyecto “Bake the World” fue la chapata el reto propuesto, me empeñe en conseguir mi objetivo y para ello empecé a tirar de varias de las recetas que se habían colgado, con mejores y peores resultados. Y llegó el día que tiré de la receta de “Mis Migas” (molti grazie) que según parece está basada en una de Ibán Yarza … y he cantado ¡BINGO!.

Una imagén vale más que mil palabras
Una imagén vale más que mil palabras

Esta es una de esas recetas sencillas, sencillas, muy hidratada como debe ser y con apenas amasado. La clave, el agua !!munchismo!! fría.

Vamos con la receta en cuestión:

  • 245 gr. de harina de fuerza (mezcla de fuerza mercadona, el Amasadero y alguna más)
  • 5 gr. harina de centeno Rincón del Segura
  • 200 gr. de agua muy fría (helaísma)
  • 2 gr. de levadura seca
  • 5 gr. de sal

Y vais a ver que sencillo es preparar estas chapatas.

  1. En un bol añadimos todos los ingredientes y mezclamos muy bien para que quede todo integrado. Vamos a darle unos pliegues a la masa, para ello consideremos la masa como un cuadrado y plegamos los cuatro lados hacia el centro (estirando bien antes de plegar), lo haremos 2 veces.
  2. Pasamos el bol bien tapado con film al frigorífico por lo menos un día.
Simplemente espectacular
Simplemente espectacular

3. El día de autos, sacamos la masa y preparamos un tupper bien enaceitado, y volcamos con mucho cuidado la masa en él. Entonces le damos un pliegue igual que hicimos la primera vez. Tapamos con film y dejamos reposar una media hora.

4. Tras el reposo hacemos otros 2 pliegues, y a reposar otros 45 minutos. Si tras ese tiempo vemos que la masa está muy flojilla y que no ha crecido mucho, podemos dar otro pliegue y reposar otros 45 minutos.

5. Cuando la tengamos lista, enharinamos abundantemente la encimera y volcamos la masa sobre ella, con mucho cuidado.

6. Preparamos ahora 2 tiras de papel de horno para dejar reposando en ellas las chapatas (y evitar que se pegue por todos lados a la couche).

7. Con decisión y según la forma que deseemos dar a las chapatas hacemos un corte para obtenerlas, y las pasamos al papel (ayudándonos de la rasqueta en caso necesario).

8. Ahora las juntamos sin que se peguen, para que no se desparramen y mantengan la forma, y a reposar otros 30 minutillos.

Grandes alveólos
Grandes alveólos

9. Precalentamos mientras el horno a 250º y generamos vapor antes de meterlas.

10. Las tendremos unos 10 minutos a 250º con vapor y otros 15 a 230º y ya sin vapor (para eso pasados los 10 minutos abrimos la puerta del horno y poco).

11. Para saber que están listos, además de conocer el horno, le podemos dar unos golpecitos en la base y si suena a hueco, o es mi cabeza o es que esta hecho.

!Puede haber algo mejor en el mundo!
!Puede haber algo mejor en el mundo!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s