Bialys

Posted on Actualizado enn

Ya se que con este nombre, puedo estar hablando de cualquier cosa, pero no son cualquier cosa, son “Bialys“. Vale, y ¿que es un Bialy? … pues se trata ni más ni menos que de una receta Polaca, por lo visto muy conocida en las Américas. Básicamente es un bollo de masa de pan, que va relleno en el centro de cebolla.

Lo que vais a ver aquí, no es el resultado de lo que se supone debe ser un Bialy, pero oye, !cada uno le da su toque!. Además quede claro que Bialy en polaco significa “volcán”, así que no se hable más.

Esta receta es de un libro llamado “Bread” de un tal Jeffrey Hamelman. La verdad es que no tenía el gusto de conocerlo, pero parece ser toda una institución y habré de informarme mas en profundidad.

La receta reza así: (para unos 6 Bialys)

  • 320 gr de harina de fuerza
  • 185 gr de agua
  • 5 gr de levadura fresca
  • 6 gr de sal

Yo hice la mitad de la receta, y como es normal y al no tener un peso de precisión, la cantidad de levadura fersca y de sal fué un poco a ojímetro.

Se trata de una masa muy dura, por lo que para el amasado hay que haber desayunado bien. Cuando ya la tenemos bastante elástica (recordar que dejarle los reposos correspondientes, nos va a facilitar mucho el amasado), la boleamos y a fermentar un par de horas. Es conveniente, para darle más fuerza, darle un pliegue a la hora, pero por cuestiones del guión me fué imposible.

Mientras reposa, podemos preparar el relleno. Para ello sofreimos media cebolla y cuando este dorada, le añadimos un poco de pan rallado. Dejamos enfriar.

A la de 2 horas, dividimos la masa en 6 piezas, las boleamos y a reposar otra horica.

Pasado ese tiempo, ya tendremos el horno a todo trapo. Pasamos a darle forma a los Bialys. En teoría (digo en teoría porque yo no he visto a ningún polaco haciendo bialys), debe quedar con su hueco en el centro y tipo rosquilla, pero como ya digo, un Bialy en Cracovia no es un Bialy en Albacete.

Pero intentando darle una forma más ortodoxa le hacemos el agujero en el centro y dejamos una membrana muy finita, que será donde metamos la cebolla, y en mi caso unas cuantas semillas de amapola. Hasta aquí todo iba bien, pero al empezar a subir se convirtieron en lo que ya habéis visto.

Resultado: tiernos por dentro y con sabor a cebolla.

Si buscas resultados dintintos, no hagas siempre lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s